Saltar al contenido
Aprendiendo Joyería
Corte y calado de un dibujo en un metal

El corte y calado en joyería:

En esta clase abarcaremos todo lo que pueda aportaros sobre el corte y el calado en joyería. Tanto desde la teoría, como desde la práctica; mediante el seguimiento «paso a paso» de un ejercicio de corte y calado.

Siguiendo la serie de clases que comenzamos hace días, si has llegado hasta aquí es porque ya has hecho tu boceto y también lo has pasado al metal que vas a utilizar para tu primera pieza de práctica aprendiendo joyería online. Así que ya estás en el punto cuando quieres cortar el metal y calar tu diseño en el metal de tu elección. ¡Así que vamos a ello!

Cómo cortar metal en joyería:

Para comenzar a cortar la lámina de metal normalmente cortamos primero el contorno de manera aproximada, de esa forma trabajaremos mucho más cómodos en nuestra pieza. Lo que estamos buscando es cortar la placa de metal a un tamaño que nos deje manipular la plancha de una manera efectiva.

También me gustaría destacar que todas las herramientas que usamos aquí para cortar el metal tienen un valor añadido y es que nos dejan cortar nuestras láminas de metal fácilmente, sin chispas y sin ruido. Seguramente algo que apreciarán tus vecinos 😉

Las herramientas que usamos en joyería para realizar cortes aproximados en el metal pueden ser:

Para cortar el metal a mano tenemos:

  • Cizallas de joyero. 
    • Útil para cortar láminas de metal delgado.
  • Cizallas de banco.
    • Son útiles para cortar placas de metal grueso.
  • Cortadores de discos o guillotinas.
    • Puedes encontrarte sets muy variados y para metales de distintos espesores. Sirven para cortar metal en forma de dibujos como círculos, óvalos, cuadrados y hasta otras formas como, cruces, triángulos, estrellas, corazones, etc.
  • Tenazas o alicates.
    • Tenazas o tijeras para cortar metales finos. Estas tijeras también te permiten cortar el metal en frio.
    • Los alicates de cortar son útiles para cortar metales más gruesos y también te pueden cortar alambres.
  • Cortadores de chapa / hojalata.
    • Estan pensadas para cortar láminas de metal con espesores de 1.80mm; 1,50 mm de acero, de 1,00 mm Inox.

Tienes que tener en cuenta que suele haber una cierta deformación en el borde cortado cuando trabajas con las herramientas que mencioné antes, así que hacedlo con cuidado, de forma que luego con el limado y el batido con el martillo puedas devolverle su forma original al borde del metal sin muchas complicaciones.

Quiero dejar claro que estas herramientas no sirven para realizar cortes de precisión (justamente por lo que dije antes de que el borde queda estirado y deformado después del corte) así que usadlas para lo que son. Se puede usar la cizalla de joyero para cortar metales más finos pero si te encuentras con un metal que tenga un grosor superior 1 milímetro necesitarás una herramienta más potente.

Tip 1: Si templas el metal veréis que os será más facil cortar con la cizalla.

Tip 2: Si inmovilizas uno de los brazos de la cizalla con tornillos de gancho a un banco, podrás aplicar más fuerza al cortar que si utilizaras una sola mano. Porque hace efecto palanca.

Puedes realizar cortes rectos y cortes curvos en tus láminas de metal, lo importante es que te guíes marcando primero una línea con un trazador (te puedes ayudar de escuadras y de compases) para marcar un borde de referencia. Una vez lo tengas, utiliza la herramienta de corte que más te convenga, una cizalla de joyero siempre ayuda a realizar un corte rápido y fácil en cualquier placa de metal que no sea muy gruesa.

Ahora, sí queréis tener un corte perfecto desde el principio, desde el minuto cero tendréis que cortar el metal con la segueta de joyero; ésta nos sirve tanto para cortar el metal con la forma exacta que queremos, como para realizar nuestros calados o limar rincones inaccesibles de nuestras joyas. Si necesitáis más información sobre esta herramienta podéis visitar el post que hice hablando en profundidad sobre ella: Artículo sobre la segueta de joyero.

Preparemos nuestra zona de trabajo:

Para cortar bien las láminas de metal para nuestras joyas es esencial tener una buena astillera. Te ahorrará el quiebre de muchas hojas y a su vez te facilitará el trabajo porque tendrás un sitio idóneo donde apoyar tu lámina de metal durante su corte / calado.

Los astilleros suelen personalizarse con cortes en el centro para permitir calar tus piezas más fácilmente. Algunas personas le dan la vuelta para disponer del lado plano para hacer los calados. Yo por ejemplo le saqué un trozo del medio para poder calar mejor mis piezas y en futuros ejercicios veréis como seguro que le iré personalizando aún más, debido a las necesidades que se me vayan presentando.

Corte y Calado de metales en joyería - Preparando la astillera
Foto 1: Una buena astillera es esencial y la puedes personalizar a tus necesidades.

Os confieso algo, en este ejercicio en particular he de decir que lo pasé muy mal, porque no veía bien lo que tenía que cortar y eso se puede ver en el acabado de la pieza. Y de verdad os digo: si no tenemos una buena referencia seremos incapaces de realizar un buen corte del metal de nuestra pieza. Si nos es difícil leer el dibujo para el calado lo pasaremos fatal.

Ahora, con la mano en el corazón os digo que el mejor sistema para no perder de vista el trazo es pegar sobre el metal el dibujo impreso o fotocopiado de lo que queremos cortar y calar. Si no podemos hacerlo (que en muchos casos no es posible) intentemos con un rotulador permamente para que la imagen no se borre antes de que terminemos por completo nuestro corte (luego se puede sacar con alcohol, etc.) Y en el peor de los casos sí haz de usar el trazador… pues lamento deciros que lo pasaremos mal… porque hay que emplear el menor número de trazos para no fastidiar la superficie del metal; y ver lo que se llama ver… pues el trazo se ve poco.

Intentemos tener una iluminación idónea allí donde estemos trabajando. Tratemos de complementar la luz natural con una lámpara flexible (tipo para mesa de arquitecto) de luz intensa. Que la lámpara sea flexible es un plus porque te permite luego inclinarla en cualquier posición para que brille y destaque el dibujo marcado.

Y por último, pero no menos importante ten en cuenta la altura de tu silla. Suena a una banalidad, pero es que pasa y mucho que usamos sillas que no tienen la altura adecuada. Si no tienes una silla con altura regulable te encuentras con el problema, que como los bancos de joyeros tienen una altura estándar de 90 cm de alto, pues nos solemos quedar cortos con las alturas de las sillas existentes en el mercado. Recuerda, tu pecho (concretamente tu esternón) debe estar a la altura de tu astillera.

Cómo cortar metal con la segueta de joyero:

A la hora de cortar metal la protección es lo primero y como estamos comenzando, te recomiendo hacerte con una cinta protectora para dedos. Te será muy útil porque te protegerá de cortes, quemaduras y abrasiones. Suele ser mucho más práctico que usar guantes y otro factor que a mi me gusta mucho es que te ayuda a mantener tus dedos y uñas limpias (si, soy chica y coqueta, no puedo evitarlo jeje).

Foto 1. Cinta protectora para dedos.

Ya tenemos nuestro sitio de trabajo preparado y nuestros dedos protegidos, pues entonces es el momento de lubricar la sierra pasándola por el bloque de cera de abeja. Está pensado para que cuando la sierra penetre en el metal, el corte sea suave y evite a su vez que la hoja se atasque.

Foto 2. Cera de abeja para lubricar los pelos de la sierra de joyero

Con nuestra lámina de metal sobre la astillera, decide dónde quieres hacer el primer corte. Ayúdate al principio con el dedo índice sobre el pelo de la segueta para que no se te vaya del sitio. Te sirve para marcar antes la zona y eso lo haces pasando la hoja de la sierra hacia arriba en vez de hacia abajo. De esa forma dejarás un hoyuelo que te servirá como punto de arranque y te permitirá dar el primer movimiento en el sitio que quieres sin desplazarse a la izquierda o a la derecha por error.

Tip 3: Es buena idea serrar un poco fuera de la línea y NO sobre ella, de forma que el trazo del dibujo original permanezca visible; porque esta línea te servirá después como guía para limar y obtener un resultado perfecto.

 

Ahora estas preparado para empezar a cortar. Con una mano sujeta el metal en la astillera para que no se te mueva. Con la otra mano sujeta la segueta siempre en ángulo recto 90º (de esa forma el corte será limpio tanto en la parte superior como en la inferior de la pieza).

El mango lo has de sujetar con la fuerza justa para evitar que se te deslice entre los dedos, pero sin pasarte porque entonces partirás la hoja. Piensa que ella está diseñada para morder el metal por su cuenta, sólo necesita que ejerzas un poco de fuerza al bajar el arco, ya que es cuando se produce el corte (debido a la orientación descendiente de los dientes de la sierra).

Sigue con un movimiento ascendente y descendente de forma constante. Ve siguiendo y guiándote por las líneas de tu boceto.

¿Cómo serrar líneas rectas con la segueta?

Alinea el marco de la sierra con la línea que has dibujado en el metal y mantén la hoja vertical mientras cortas. Si ves que tienes problemas para serrar en línea recta podría deberse a 3 factores:

  1. Corrobora que la hoja esté lo suficientemente tensa.
  2. Que no tengas la hoja de revés.
  3. Que la astillera no se mueva (o incluso hasta la misma mesa dónde está anclada la astillera).

¿Cómo cortar esquinas con la sierra de calar?

Cuando llegues al ángulo en cuestión, no vayas más adelante, retrocede un milímetro y mantén el movimiento constante de subir y bajar la hoja. Poco a poco has girar el marco hasta que la hoja quede orientada en la dirección que deseas y no intentes avanzar hasta que te encuentres en la posición correcta.
En cortes con ángulos muy agudos me ha sido útil retroceder un poco y girar sobre el borde trasero liso de la hoja.

¿Qué hacer si se atasca el pelo de la segueta?

Si ves que el pelo no sube ni baja pueden haber pasado 2 cosas:

  1. El pelo se ha hundido demasiado en el metal: si es así detente, no intentes avanzar en el corte, trata de mover el pelo con muchísimo cuidado para arriba y para abajo a ver si se afloja. Incluso si se te complica mucho, afloja el pelo de la segueta e intenta sacar el pelo de la pieza. Puedes ayudarte también lubricando el pelo con la cera de abejas.
  2. El pelo de ha torcido: estás ejerciendo mucha presión. Suelta la mano, deja que el pelo recupere su posición natural y entonces trata de continuar.

Acostumbrate a mantener el pelo de la segueta siempre bien lubricado para evitar problemas.

¿Qué hacer si la hoja de la sierra se rompe continuamente?

Puede que te encuentres en la situación en la que veas que estás rompiendo muchas hojas al tratar de cortar tu pieza de metal con la segueta; la rotura repetida de los pelos es frustrante y además ralentiza el trabajo. Si vez que te pasa esto puede ser por alguno de estos motivos:

  1. La hoja que estás usando es demasiado fina: busca una hoja que vaya más acorde con el grosor de tu metal. Recuerda que para escoger el calibre correcto para tu hoja entre 2 y 3 dientes deben estar en contacto con el canto del metal que quieras cortar. Si necesitas más información revisa el post que hice sobre la segueta.
  2. El metal se ha movido en la astillera y ha torcido la hoja: sujeta firme el metal que quieras cortar con ayuda de la mano que no estas usando con la segueta.
  3. Exceso de presión: relaja el brazo y los hombros, no empujes la segueta, solo tienes que guiarla el corte lo hacen los dientes no tu fuerza.
  4. Puede que hayas usado solo una parte de la hoja: lo ideal es que realices pasadas largas y que llegues a usar todos los dientes del pelo de la segueta.
  5. La hoja se ha torcido tras pasar por una esquina: esto puede pasar cuando no realizas un movimiento limpio al cortar una esquina. Céntrate en mover siempre la hoja arriba y abajo de manera uniforme.
  6. La hoja sufre demasiada tensión: puede ser que se te haya ido un poco la mano tensando la hoja, prueba en colocar la hoja poniendo un poco menos de tensión.

El calado de metales en joyería:

El calado en joyería es cuando necesitamos recortar y extraer formas internas de nuestras piezas. Se pueden realizar calados en oro, en plata, en cobre, alpaca, bronce, etc. El calado es una práctica muy extendida tanto en la joyería como en la orfebrería y mientras más perfecto sea nuestro calado, menos tiempo y metal perderemos.

Para daros un ejemplo gráfico, si tomamos como punto de partida mi boceto, necesitaremos realizar calados para extraer los espacios blancos internos que ves a continuación:

Boceto para calar ejercicio de joyería
Foto 2. Boceto que nos servirá para el ejercicio de calado

Si necesitáis una plantilla para calar, podéis descargar la mía en el siguiente enlace: (enlace descarga plantilla para calar).

Cómo calar el metal:

Para realizar esos cortes internos lo primero que tendremos que hacer taladrar unos agujeros para que podamos ensartar la hoja de la sierra por el agujero ya perforado.

Calado Técnica de Joyería
Foto 3. Taladrando para poder calar

Una vez taladrado el agujero en la pieza de metal que deseas calar, libera uno de los extremos del pelo de la segueta y hazlo pasar por el hueco que hiciste anteriormente con el taladro. Fija nuevamente el pelo a la segueta y asegúrate que quede tenso y firme. Vuelve a ayudarte de tu dedo índice para darle exactitud al primer corte y corta todo el interior hasta que hayas extraído la pieza.

Se recomienda que en los trabajos de calado comiences por extraer de adentro hacia afuera las zonas internas de tu dibujo, para que la pieza te sea cómoda de sujetar. Una vez termines el calado puedes siempre cortar el contorno.

Aquí os dejo un segundo vídeo de mi canal de youtube donde veréis el primer ejercicio que hice en mi vida practicando el corte y el calado de esta pieza para el ejercicio del día de hoy (ojo: no es el mismo vídeo que el que habéis visto arriba).

Corte y calado de otros materiales:

Si tu intensión es cortar cera, plástico o materiales naturales como la madera, ten en cuenta que suele emplearse una sierra con dientes en espiral. Ya que facilitan que el material que sobra del corte caiga hacia afuera. Esto lo que hace es que evita que la hoja se atasque y te permite ir más deprisa pero con menos precisión.

Cuando hagamos el ejercicio de trabajos en cera, os contaré más al respecto 😉


Espero que os haya gustado esta humilde aportación.

Iremos subiendo material regularmente, si no quieres perderte ninguna actualización puedes registrarte aquí en nuestra newsletter y te avisaremos cada vez que creemos nuevo material para nuestra serie.

Y si te ha parecido útil y quieres compartirlo, bienvenido sea.

¿Quieres comentar qué te ha parecido? Puedes hacerlo más abajo ?

Un saludo y gracias por dedicarme un poquito de tu tiempo.

Ps.: He dedicado mucho tiempo y esfuerzo en crear este contenido. ¿Podrías por favor darme unas estrellas más abajo? Así me ayudarías. ¡Gracias! ?

Clase de Corte y Calado
4.6 (91.84%) 49 vote[s]
Summary
¿Cómo cortar y calar metales?
Title
¿Cómo cortar y calar metales?
Description

Todo lo que necesitas saber para aprender a cortar y calar láminas de cualquier metal: oro, plata, cobre, etc.